Mala Junta

www.discepolintango.com.ar

Letra: Juan M. Velich
Musica: Julio De Caro y Pedro Laurenz Frente al tedio de las hondas brumas, alma, ya es en vano que no espere dichas, calma; por no oir tus sanas reflexiones mis doradas ilusiones para siempre las perdi... A los ruegos puros de las ansias mias, solo me responden tus miradas frias... Y en el caos immenso de mi duelo me debato en el desvelo de un profundo frenesi. Fuiste el angel de mis candidas bohemias, el sol de mi esperanza, la alegria de mi Eden! Y no puedo sofocar mis neurastenias cuando siento la añoranza del supremo bien... Pobre de mi!... Que a cuestas con mi cruz rodando debo andar entre sombra y sombra, sin el calor sublime de aquella luz que ayer brillo en el ideal de mi fe... Cielo de gloria que en mis lejanias poblara de armonias a mi ensueño celestial! Te ofreci mi vida, triunfos, besos, galas, el amparo de mis grandes igneas alas!... Y al recuerdo de lo que he perdido gime el tango que se ha unido con la pena del amor...! Por extraños maleficios sufro tanto y en mis grandes remembranzas triste canto. Hoy por causa de cruel destino voy sembrando en el camino las espinas del dolor. Tu cariño me aprisiona fuertemente, tu imagen no se aleja de mi horrible oscuridad!... Y te llamo en mis delirios, dulcemente, pero inutil es la queja de mi soledad. Y como el cisne que muere cantando, asi se ira apagando mi doliente corazón.

Volver