Ya lo ves

 

www.discepolintango.com.ar

Letra: L. Rubistein
Música: Juan D´ Arienzo
 
 

 

La vida es tan extraña y es tan compleja
ya ves, quién lo diría, que estás aquí
sin darme ni un reproche, sin lágrimas, sin quejas,
pagándome con besos lo que te dí.
Pudieron esos labios gritar: ¡Canalla!
Bramar por tus angustias, quebrar mi voz,
pero me quieres tanto que sigues junto a mí
buscando con caricias mi salvación.
 
Ya lo ves:
vos sos la misma, todo es igual
te dí mentiras a cambio de amor
y la vida me dió mal por mal.
Me anduve arrastrando por  tantos caminos
mordiendo un recuerdo, soñando volver...
Ya lo ves:
vuelvo a encontrar en mi amor de ayer
la pasión suave y serena,
que en noches de ausencia
con ansías busqué.
 
No quiero que en rus ojos se junten penas,
me duele que te quedes sufriendo aquí;
ya sé tus sacrificios, ya sé que sos muy buena,
que no merezco nada que hagas por mí.
 
Dejame que me muera si es mi castigo,
por todo el  mal que un día le di a tu amor;
ya ves que, al fin de cuentas, mi vida fue peor,
que pago con angustias mi desamor.

 

Volver